Nosotros somos piedras vivas, que sirven para construir el templo espiritual, el pueblo sacerdotal que pertenece a Dios…


 
 
 
De la Primera Carta de San Pablo a los Corintios: 3, 9-11. 16-17
 
 
     Hermanos:
   
     Ustedes son la casa que Dios edifica.
 
     Yo, por mi parte, correspondiendo al don que Dios me ha concedido, como un buen arquitecto, he puesto los cimientos; pero es otro quien construye sobre ellos.
 
     Que cada uno se fije como va construyendo. Desde luego el unico cimiento valido es Jesucristo y nadie puede poner otro distinto.
 
     No saben acaso ustedes que son el templo de Dios y que el Espiritu de Dios habita en ustedes?
 
     Quien destruye el templo de Dios, sera destruido por Dios, porque el templo de Dios es Santo y ustedes son ese templo.
 
 
 
 
 
Del Salmo: 45:
 
Un rio alegra a la ciudad de Dios
 
Dios es nuetro refugio y nuestra fuerza,
quien en todo peligro nos socorre.
Por eso no tememos,
aunque tiemble,
y aunque al fondo del mar caigan los montes.
 
Un rio alegra a la ciudad de Dios,
su morada el Altisimo hace santa.
Teniendo a Dios, Jerusalen no teme,
porque Dios la protege desde el alba. 
 
Con nosotros esta Dios, el Senor; 
es el Dios de Israel nuestra defensa.
Vengan a ver las cosas sorprendentes 
que ha hecho el Senor sobre la tierra. 
 
 
 
Del Santo Evangelio segun San Juan: 2, 13-22
 
       Cuando se acercaba la Pascua de los judios, Jesus llego a Jerusalen y encontro en el templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas con sus mesas. Entonces hizo un latigo de cordeles y los echo de; templo, con todo y sus ovejas y bueyes, a los cambistas les volco las mesas y les tiro al suelo las monedas; y a los que vendian palomas les dijo:
 
       "Quiten todo de aqui y no conviertan en un mercado la casa de mi Padre".
 
        En ese momento, sus discipulos se acordaron de los que estaba escrito: El celo de tu casa me devora.
 
        Despues intervinieron los judios para preguntarle:
 
         " Que senal nos das de que tienes autoridad para actuar asi?". 
 
         Jesus les respondio:
 
         "Destruyan este templo y en tres dias lo reconstruire". 
 
          Replicaron los judios:
 
          " Cuarenta y seis a os  se ha llevado la construccion del templo,  y tu los vas a levantar en tres dias?". 
 
         Pero El hablaba del templo de su cuerpo. Por eso, cuando resucito Jesus de entre los muertos, se acordaron sus discipulos de que habia dicho aquello y creyeron en la Escritura y en las palabras que Jesus habia dicho.         
About these ads
Esta entrada fue publicada en Salud y bienestar. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s