2643.-Mièrcoles III de Pascua.-…Ciclo B…: Mi boca, Señor, se llena de alabanzas, para que pueda cantarte, y asì mis labios se llenaràn de jùbilo.Aleluya…El que cree en mì tiene Vida Eterna, dice el Señor, y Yo lo resucitarè en el ùltimo dìa…(Jn 6, 40)…Mièrcoles 22 abril 2015…


Del Libro de los Hechos de los Apòstoles: 8, 1-8

El mismo dìa de la muerte de Esteban, se desatò una violenta persecuciòn contra la Iglesia de Jerusalèn, y todos, menos los Apòstoles, se dispersaron por Judea y por Samaria. 

     Unos hombres piadosos sepultaron a Esteban e hicieron gran duelo por èl. Entre tanto, Saulo hacìa estragos en la Iglesia; entraba en las casas para llevarse a hombres y mujeres y meterlos en la càrcel.

     Los que se habìan dispersado, al pasar de un lugar a otro, iban difundiendo el Evangelio,.

     Felipe bajò a la ciudad de Samaria y predicaba allì a Cristo.

     La multitud escuchaba con atenciòn lo que decìa Felipe, porque habìan oìdo hablar de los milagros que hacìa y los estaban viendo: de muchos poseìdos salìan los espìritus inmundos, lanzando gritos, y muchos paralitìcos y lisiados quedaban curados. Esto despertò gran alegrìa en aquella ciudad.

 

 

 

  DEL SALMO. 65 

  Las Obras del Señor son admirables. Aleluya.

Que aclame al Señor toda la Tierra.

Celebremos su Gloria y su Poder,

cantemos un himno de alabanza,

digamos al Señor:

“Tu Obra es admirable”.

Que se postre ante Ti la Tierra entera

y celebra con cànticos tu Nombre.

Admiremos las Obras del Señor,

los Prodigios que ha hecho por los hombres.

Èl transformò el Mar Rojo en tierra firme

y los hizo cruzar el Jordàn a pìe enjuto.

Llenèmonos por eso de gozo y gratitud:

el Señor es Eterno y Poderoso.   

   Del santo Evangelio segùn San Juan: 6, 35-40

     En aquel tiempo, Jesùs dijo a la multitud:

     “Yo Soy el Pan de la Vida.

     El que viene a Mì no tendrà hambre, y el que cree en Mì nunca tendrà sed.

     Pero como ya les he dicho: me han visto y no creen.

     Todo aquel que me da el Padre viene hacia Mì; y al que viene a Mì Yo no lo echarè fuera, porque he bajado del Cielo, no para hacer mi Voluntad, sino la Voluntad del que me enviò.

     Y la Voluntad del que me enviò es que Yo no pierda nada de lo que Èl me ha dado, sino que lo resucite en el Ùltimo Dìa.

     La Voluntad de mi Padre consiste en que todo el que vea al Hijo y crea en Èl, tenga Vida Eterna y Yo lo resucite en el ùltimo dìa”.  

Esta entrada fue publicada en JESUCRISTO, EL GRAN DESCONOCIDO. JESUS Y CRISTO , EL MESIAS... y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s