2659.-VIERNES V DE PASCUA.- Ciclo B…-Digno es el Cordero que fue sacrificado, de recibir el Poder, la Riquezas, la Sabidurìa, la Fuerza y el Honor. Aleluya…(Apoc 5, 12)…A ustedes los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que le oìdo a mi Padre…(Jn 15, 15)…Mayo 8 2015…


Del Libro de los Hechos de los Apòstoles: 15, 22-31

En aquellos dìas, los Apòstoles y los Presbìteros de acuerdo con toda la comunidad cristiana, juzgaron oportuno elegir a algunos de entre ellos y enviarlos a Antioquìa con Pablo y Bernabè.

Los elegidos fueron Judas (llamado Barsabàs) y Silas, varones prominentes en la comunidad. A ellos les entregaron una carta que decìa:

    “Nosotros, los Apòstoles y los Presbìteros, hermanos suyos, saludamos a los hermanos de Antioquìa, Siria y Cilicia, convertidos del paganismo.

    Enterados de que algunos de entre nosotros, sin mandato nuestro, los han alarmado e inquietado a ustedes con sus palabras, hemos decidido de comùn acuerdo elegir a dos varones y enviàrselos, en compañia de nuestros amados hermanos Bernabè y Pablo, que han consagrado su vida a la Causa de nuestro Señor Jesucristo.

     Les enviamos, pues, a Judas y a Silas, quienes les transmitiràn , de viva voz, lo siguiente:

     El Espìritu Santo  y nosotros hemos decidido no imponerles màs cargas que las estrictamente necesarias. A saber: que se abstengan de la fornicaciòn y de comer lo inmolado a los ìdolos, la sangre de  y los animales estrangulados. Si se apartan de esas cosas, haràn bien. Los saludamos”.

    Los enviados se despidieron y cuando llegaron a Antioquìa, reunieron a la comunidad cristiana y les entregaron la carta. Al leer aquellas palabras alentadoras, todos se llenaron de jùbilo.

 

 

  DEL SALMO. 56

Alabemos y cantemos al Señor. Aleluya.

Dispuesto està mi corazòn, Dios mìo,

para cantar tus alabanzas.

Despièrtate, alma mìa,

despièrtense mi cìtara y mi arpa,

antes de que despunte el alba.

Tocarè para Ti ante las naciones,

te alabarè Señor, entre los pueblos,

pues tu lealtad hasta las nubes llega

y tu Amor es màs grande que los Cielos.

Levàntate, Señor, en las alturas

y llena con tu gloria el Mundo entero.

Del Santo Evangelio segùn San Juan: 15, 12-17 

     En aquel tiempo, Jesùs dijo a sus Discìpulos:

     “Este es mi Mandamiento: que se amen los unos a los otros como Yo los he amado.

     Nadie tiene amor màs grandea sus amigos que el que da la vida por ellos.

     Ustedes son mis amigos, si hacen lo que Yo les mando.

     Ya no los llamo siervos poroque el siervo no sabe lo que hace su amo; a ustedes los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que le he oìdo a mi Padre.

     No son ustedes los que me han elegido, Soy Yo quien los ha elegido y los a ha destinado para que vayan y den fruto y su fruto permanezca, de modo que el Padre les conceda cuanto le pidan en mi Nombre.

    Esto es lo que les mando: que se amen los unos a los otros”.

Esta entrada fue publicada en JESUCRISTO, EL GRAN DESCONOCIDO. JESUS Y CRISTO , EL MESIAS... y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s