2660.-SABADO V DE PASCUA.- Ciclo B.- Ustedes, por el bautismo, han sido sepultados con Cristo, y con Èl han sido resucitados, porque han creìdo en el Poder de Dios, que lo resucitò de entre los muertos. Aleluya…(Col 2, 12)…Puesto que han resucitado con Cristo, busquen los bienes de arriba, donde està Cristo, sentado a la derecha de Dios…(Col 3, 1)…Mayo 9 2015…


Del Libro de los Hechos de los Apòstoles: 16, 1-10

  En aquellos dìas, Pablo fue a Derbe y luego a Listra. Habìa allì un discìpulo, llamado Timoteo, hijo de padre griego y de madre judìa cristiana. Timoteo gozaba de muy buena fama entre los hermanos de Listra e Iconio. Pablo quiso llevarlo consigo y lo circuncidò, en atenciòn a los judìos de aquellas regiones, pues todos sabìan que su padre era pagano. 

     En todas las ciudades por donde iban pasando, daban a conocer las decisiones tomadas por los Apòstoles y los Presbìteros de Jerusalèn, para que las pusieran en pràctica. De esta manera las comunidades cristianas se fortalecìan en la fe y el nùmero de creyentes aumentaba cada dìa màs.

     Como el Espìritu Santo les habìa prohibido predicar la Palabra en la provincia de Asia, Pablo y Timoteo atravesaron Frigia y Galacia.  Al llegar a los lìmites de Misia, se propusieron ir a Bitinia, pero el Espìritu de Jesùs no se lo permitiò. Entonces atravesaron Misia y llegaron a Tròade. Por la noche, Pablo tuvo una apariciòn: vio a un macedonio, que de pie ante èl, le rogaba: “¡Ven a Macedonia y ayùdanos!”.

     Despuès de esta visiòn, determinamos salir para Macedonia, convencidos de que Dios nos llamaba a predicar allì el Evangelio.

 

 

 

  DEL SALMO. 99

El Señor es nuestro Dios y nosotros su pueblo. Aleluya.

Alabemos a Dios todos los hombres,

sirvamos al Señor con alegrìa y con jùbilo

entremos en su Templo.

Reconozcamos que el Señor es Dios,

que Èl fue quien nos hizo y somos suyos,

que somos su pueblo y su rebaño.

Porque el Señor es Bueno, bendigàmoslo,

porque es eterna su Misericordia

y su Fidelidad nunca se acaba.

Del Santo Evangelio segùn San Juan: 15, 18-21

     En aquel tiempo, Jesùs dijo a sus Discìpulos:

       “Si el Mundo los odia, sepan que me ha odiado a Mì antes que a ustedes.

     Si fueran del Mundo, el Mundo los amarìa como cosa suya; pero el Mundo los odia porque no son del Mundo, pues al elegirlos, Yo los he separado del Mundo.

     Acuèrdense de lo que les dije: `El siervo no es superior a su señor`.

     Si a Mì me han perseguido, tambièn a ustedes los perseguiràn, y el caso que han hecho de mis Palabras lo haràn de las de ustedes.

     Todo esto se lo van a hacer pro mi Causa, pues no conocen a Aquel que me enviò”.  

Esta entrada fue publicada en JESUCRISTO, EL GRAN DESCONOCIDO. JESUS Y CRISTO , EL MESIAS... y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s