2663.-MARTES VI DE PASCUA.-Ciclo B…Alegrèmonos, regocijèmonos y demos gracias, porque el Señor, nuestro Dios Omnipotente, ha empezado a reinar. Aleluya…(Apoc 19, 7.6)…Yo les enviarè el Espìritu de la Verdad, y Èl los irà guiando hasta la Verdad Plena, dice el Señor…(Jn 16, 7.13)…Mayo 12 2015…


 

Del LIbro de los Hechos de los Apòstoles: 16, 22-34

En aquellos dìas, la gente de la ciudad de Filipos se alborotò contra Pablo y Silas, y los magistrados ordenaron que los desnudaran  y los azotaran.  Despuès de azotarlos mucho, los metieron en la càrcel y le ordenaron al carcelero que los vigilara bien. Siguiendo esta orden, èl los metiò en el calabozo de màs adentro y les asegurò los pies en el cepo.

A eso de la medianoche, Pablo y Silas estaban en oraciòn, cantando himnos al Señor, y los otros presos los escuchaban.  De pronto sobrevino un temblor tan violento, que se sacudieron los cimientos de la càrcel, las puertas se abrieron de golpe y a todos se les soltaron las cadenas.

El carcelero se despertò, y al ver las puertas de la càrcel abiertas de par en par, pensò que los presos se habìan fugado y sacò su espada para matarse. Pero entonces Pablo le gritò:

     “No te hagas ningùn daño; aquì estamos todos”.

     El carcelero pidiò una làmpara, se precipitò hacia dentro, y temblando, se arrojò a los pies de Pablo y Silas. Despuès los sacò de allì y les preguntò:

     “¿Què debo hacer para salvarme?”.

     Ellos le contestaron:

     “Cree en el Señor Jesùs y te salvaràs, tù y tu familia”.

    Y les explicaron la Palabra del Señor a èl y a todos los de su casa.

El carcelero se los llevò aparte, y en aquella misma hora de la noche les lavò las heridas y enseguida se bautizò èl con todos los suyos. Despuès los invitò a su casa, les preparò la mesa y celebraron una fiesta familiar por haber creìdo en Dios.

 

 

 

 

DEL SALMO. 137

Señor, tu Amor perdura eternamente. Aleluya.

De todo corazòn te damos gracias, Señor,

porque escuchaste nuestros ruegos.

Te cantaremos delante de tus Àngeles,

te adoraremos en tu Templo.

Señor, te damos gracias

por tu Lealtad y por tu Amor,

siempre que te invocamos

nos oìste nos llenaste de valor.

Tu mano, Señor,nos pondrà a salvo,

y asì concluiràs en nosotros tu Obra.

Señor, tu Amor perdura eternamente;

obra tuya soy, no me abandones.

Del Santo Evangelio segùn San Juan: 16, 5-11    

     En aquel tiempo, Jesùs dijo a sus Discìpulos:

       “Me voy ya al que me enviò y ninguno de ustedes me pregunta: `¿A dònde vas?`.

     Es que su corazòn se ha llenado de tristeza porque les he dicho estas cosas.

     Sin embargo, es cierto lo que les digo: les conviene que me vaya; porque si no me voy, no vendrà a ustedes el Paràclito; en cambio, si me voy, Yo se lo enviarè.  

     Y cuando Èl venga, establecerà la culpabilidad del Mundo en materia de pecado, de Justicia y de Juicio; de pecado, porque ellos no han creìdo en Mì; de Justicia, porque me voy al Padre y ya no me veràn ustedes; de Juicio, porque el prìncipe de este Mundo ya està condenado”.

Esta entrada fue publicada en JESUCRISTO, EL GRAN DESCONOCIDO. JESUS Y CRISTO , EL MESIAS... y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s