2665.-VIERNES VI DE PASCUA.-Ciclo B.-Señor, con tu Sangre has rescatado a hombres de toda raza, lengua, pueblo y naciòn, y has hecho de nosotros un reino de sacerdotes para Dios. Aleluya…(Apoc. 5, 9-10)…Cristo tenìa que morir y resucitar de entre los muertos, para entrar asì en su Gloria…(Lc 24, 46. 26)…Mayo 15 2015…


  Del Libro de los Hechos de los Apòstoles: 18, 9-18 

En aquellos dìas, Pablo tuvo una visiòn nocturna en Corinto, en la que le dijo el Señor:

“No tengas miedo. Habla y no calles, porque Yo estoy contigo y nadie pondrà la mano sobre ti para perjudicarte. Muchos de esta ciudad pertenecen a mi pueblo”.

Por eso Pablo se quedò allì un año y medio, explicàndoles la Palabra de Dios.

Pero cuando Galiòn era consùl de Acaya, los judìos, de comùn acuerdo, se abalanzaron contra Pablo y lo llevaron hasta el tribunal, donde dijeron:

“Este hombre trata de convencer a la gente de que den a Dios un culto contrario a la Ley”.

Iba Pablo a tomar la palabra para responder, cuando Galiòn dijo a los judìos:

“Si se tratara de un crimen o de un delito grave, yo los escucharìa, como es razòn; pero si la disputa es acerca de palabras o de nombres o de su Ley, arrèglense ustedes”.

Y los echò del tribunal.

Entonces se apoderaron de Sòstenes, jefe de la Sinagoga, y lo golpearon delante del tribunal, sin que Galiòn se preocupara en lo màs mìnimo.

Pablo se quedò en Corinto todavìa algùn tiempo. Despuès se despidiò de los hermanos y se embarcò para Siria, con Priscila y Aquila. En Cèncreas se rapò la cabeza para cumplir una promesa que habìa hecho.

 

 

 

 

 

  DEL SALMO. 46

Dios es el Rey del Universo. Aleluya.

Aplaudan, pueblos todos;

aclamen al Señor, de gozo llenos,

que el Señor, el Altìsimo, es terrible

y de toda la Tierra, Rey Supremo.

Fue Èl quien nos puso por encima

de todas las naciones y los pueblos,

al elegirnos como herencia suya,

orgullo de Jacob, su predilecto.

Entre voces de jùbilo y trompetas,

Dios, el Señor, asciende hasta su Trono.

Cantemos en honor de nuestro Dios,

al Rey honremos y cantemos todos.

   Del Santo Evangelio segùn San Juan: 16, 20-23

     En aquel tiempo, Jesùs dijo a sus Discìpulos:

     Les aseguro que ustedes lloraràn y se entristeceràn, mientras el Mundo se alegrarà. Ustedes estaràn tristes, pero su tristeza se transformarà en alegrìa.

     Cuando una mujer va a dar a luz, se angustia, proque le llegado la hora; pero una vez que ha dado a luz, ya no se acuerda de su angustia, por la alegrìa de haber traìdo un hombre al Mundo.

     Asì tambièn ahora ustedes  estàn tristes, pero Yo los volverè a ver, se alegrarà su corazòn y nadie podrà quitarles su alegrìa. Aquel dìa no me preguntaràn nada”.

Esta entrada fue publicada en JESUCRISTO, EL GRAN DESCONOCIDO. JESUS Y CRISTO , EL MESIAS... y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s