2767.-MARTES DE LA XXI SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO…CICLO B…Confìo, Señor, en tu Misericordia. Se alegra mi corazòn con tu auxilio; cantarè al Señor por el Bien que me ha hecho…(Sal 12, 6)…La Palabra de Dios es Viva y Eficaz y descubre los pensamientos e intenciones del corazòn…(Heb 4, 12)…Agosto 25 2015…


   De la primera Carta del Apòstol San Pablo a los Tesalonicenses: 2, 1-8

     Hermanos:

     Bien saben que nuestra estancia entre ustedes no fue inùtil, pues a pesar de los sufrimientos e injurias que padecimos en Filipos y que ya conocen, tuvimos el valor, apoyados en nuestro Dios, de predicarles su Evangelio en medio de una fuerte oposiciòn.

     Es que nuestra predicaciòn no nace del error  ni de intereses mezquinos ni del deseo de engañarlos, sino que predicamos el Evangelio de acuerdo con el encargo que Dios, consideràndonos aptos, nos ha hecho, y no para agradar a los hombres, sino a Dios, que es el que conoce nuestros corazones.

     Nunca nos hemos presentado, bien lo saben ustedes y Dios es Testigo de ello, con palabras aduladoras ni con disimulada codicia, ni hemos buscado las alabanzas de ustedes ni las de nadie.

    Aunque hubieramos podido imponerles nuestra autoridad, como Apòstoles de Cristo, sin embargo los tratamos con la misma ternura con la que una madre estrecha en su regazo a sus pequeños. Tan grande es nuestro afecto por ustedes, que hubièramos querido entregarles no solamente el Evangelio de Dios, sino tambièn nuestra propia vida, porque han llegado ustedes a sernos sumamente queridos.  

 

 

 

DEL SALMO: 138

  

 Tù me conoces, Señor, profundamente;

Tù conoces cuando me siento y me levanto,

desde lejos sabes mis pensamientos,

Tù observas mi camino y mi descanso,

todas mis sendas te son familiares.

 

Apenas la palabra està en mi boca,

y ya, Señor, te la sabes completa.

Me envuelves por todas partes

y tienes puesta sobre mì tu mano.

Èsta es una ciencia misteriosa para mì,

tan sublime que no la alcanzo.

 

 

 

Del Santo Evangelio segùn San Mateo: 23, 23-26

     En aquel tiempo, Jesùs dijo a los Escribas y Fariseos:

     “¡Ay de ustedes, Escribas y Fariseos hipòcritas, porque pagan el diezmo de la menta, del anìs y del comino, pero descuidan lo màs importante de la Ley, que son la Justicia, la Misericordia y la Fidelidad! Esto es lo que tenìan que practicar, sin descuidar aquello. ¡Guìas ciegos, que cuelan el mosquito, pero se tragan el camello!

     ¡Ay de ustedes, Escribas y Fariseos hipòcritas,que limpian por fuera los vasos y los platos, mientras que por dentro siguen sucios con su rapacidad y codicia! ¡Fariseo ciego!, limpia primero por dentro el vaso y asì quedarà tambièn limpio por fuera”. 

<

p style=”text-align:center;”> 

Esta entrada fue publicada en JESUCRISTO, EL GRAN DESCONOCIDO. JESUS Y CRISTO , EL MESIAS... y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s