2771.-EL MARTIRIO DE SAN JUAN BAUTISTA.- Sàbado de la XXI Semana del Tiempo Ordinario…Ciclo B…-Sin temor alguno he expuesto tu Ley ante los reyes y he repetido tus Preceptos porque en verdad los amo…(Sal 118, 46-47)…Dichosos los perseguidos por causa de la Justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos, dice el Señor…(Mt 5, 10)…Agosto 29 2015…


De la Primera Carta del Apòstol San Pablo a los Tesalonicenses: 4, 9-11

Hermanos:

En cuanto al amor fraterno, no necesitan que les escribamos, puesto que ustedes mismos han sido instruidos por Dios para amarse los unos  a los otros.

     Y ya lo practican bien con todos los hermanos de Macedonia.

     Pero los exhortamos a que lo practiquen cada dìa màs y que procuren vivir en paz unos con otros, ocupàndose cada cual de sus asuntos y  trabajando cada quien con sus propias manos como se lo hemos ordenado a ustedes.

 

 

 

DEL SALMO. 97

  Cantemos al Señor con alegrìa.

Cantemos al Señor un canto nuevo,

pues ha hecho maravillas.

Su diestra y su santo brazo

le han dado la victoria.

Alègrense el mar y el mundo submarino,

el Orbe y todos los que en èl habitan.

Que los rìos estallen en aplausos

y las montañas salten de alegrìa.

Regocìjese todo ante el Señor,

porque ya viene a gobernar el Orbe.

Justicia y Rectitud seràn las normas

con las que rija a todas las naciones.

Del Santo Evangelio segùn San Marcos: 6, 17-29

     En aquel tiempo, Herodes habìa mandado apresar a Juan el Bautista y lo habìa metido y encadenado en la càrcel.

     Herodes se habìa casado con Herodìas, esposa de su hermano Filipo, y Juan le decìa:

     “No te està permitido tener por mujer a la esposa de tu hermano”.

     Por eso Herodes lo mandò encarcelar.

     Herodìas sentìa por ello gran rencor contra Juan y querìa quitarle la vida, pero no sabìa còmo, porque Herodes miraba con respeto a Juan, pues sabìa que era un hombre recto y santo,  y lo tenìa custodiado. Cuando lo oìa hablar, quedaba desconcertado, pero le gustaba escucharlo.

     La ocasiòn llegò cuando Herodes dio un banquete a su corte, a sus oficiales y a la gente principal de Galilea, con motivo de su cumpleaños.

     La hija de Herodìas bailò durante la fiesta y su baile les gustò mucho a Herodes y a sus invitados. El rey le dijo entonces a la joven:

     “Pìdeme lo que quieras y yo te lo darè”,

     Y le jurò varias veces:

     “Te darè lo que me pidas, aunque sea la mitad de mi reino”.

     Ella fue a preguntarle a su madre:

     “¿Què le pido?”.

     Su madre le contestò:

     “La cabeza de Juan el Bautista”.

     Volviò ella inmediatamente junto al rey y le dijo:

     “Quiero que me des ahora mismo, en una charola, la cabeza de Juan el Bautista”.

     El rey se puso muy triste, pero debido a su juramento y a los convidados, no quiso desairar a la joven, y enseguida mandò a un verdugo que trajera la cabeza de Juan. El verdugo fue, lo decapitò en la càrcel, trajo la cabeza en una charola, se la entregò a la joven y ella se la entregò a su madre.

     Al enterarse de esto, los discìpulos de Juan fueron a recoger el cadàver y lo sepultaron.  

Esta entrada fue publicada en JESUCRISTO, EL GRAN DESCONOCIDO. JESUS Y CRISTO , EL MESIAS... y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s