2779.-XXIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.- Ciclo B:- Eres Justo, Señor, y rectos son tus Mandamientos; muéstrate Bondadoso con tu siervo…(Sal 118, 137. 124)…Jesús predicaba la Buena Nueva del Reino y curaba a la gente de toda enfermedad…(Mt 4, 23)…Septiembre 06 2015…


  Del Libro del Profeta Isaías: 35, 4-7

Esto dice el Señor:

“Digan a los de corazón apocado: ¡Ánimo! No teman. He aquí que su Dios, vengador y justiciero, viene ya para salvarlos.

     Se iluminarán entonces los ojos de los ciegos y los oídos de los sordos se abrirán.

    Saltará como un venado el cojo y la lengua del mudo cantará.

    Brotarán aguas en el desierto y correrán torrentes en la estepa. El páramo se convertirá en estanque y la tierra seca, en manantial”.  

 

 

 

 

 

DEL SALMO.  145

Alaba, alma mía, al Señor.

El Señor siempre es Fiel a su Palabra, 

y es quien hace justicia al oprimido;

Él proporciona pan a los hambrientos

y libera al cautivo.

Abre el Señor los ojos de los ciegos

y alivia al agobiado.

Ama el Señor al hombre justo

y toma al forastero a su cuidado.

A la viuda y al huérfano sustenta

y trastorna los planes del inicuo.

Reina el Señor eternamente,

reina tu Dios, oh Sión,

reina por siglos.

De la Carta del Apóstol Santiago:

    Hermanos: 

     Puesto que ustedes tienen fe en nuestro Señor Jesucristo glorificado,no tengan favoritismos.

    Supongamos que entran al mismo tiempo en su reunión un hombre con un anillo de oro, lujosamente vestido, y un pobre andrajoso, y que fijan ustedes las mirada en el que lleva el traje elegante y le dicen: “Tú, siéntate aquí, cómodamente”, En cambio , le dicen al pobre: ” Tú, párate allá o siéntate aquí en el suelo, a mis pies”.    

¿No es esto tener favoritismos y juzgar con criterios torcidos?”

     Queridos hermanos, ¿acaso no ha elegido Dios a los pobres de este Mundo para hacerlos ricos en la fe y herederos del Reino que prometió a los que lo aman?

Del Santo Evangelio según San Marcos: 7, 31-37

    En aquel tiempo, salió Jesús de la región de Tiro y vino de nuevo, por Sidón, al mar de Galilea, atravesando la región de Decápolis. 

    Le llevaron entonces a un  hombre sordo y tartamudo, y le suplicaban que le impusiera las manos. 

    Él lo apartó a un lado de la gente, le metió los dedos en los oídos y le tocó la lengua con saliva. 

    Después, mirando al Cielo, suspiró y le dijo:

    “¡Effetá!” . (Que quiere decir”¡Ábrete!”).

    Al momento se le abrieron los oídos,se le soltó la traba de la lengua y empezó a hablar sin dificultad. 

    Él les mandó que no lo dijeran a nadie; pero cuanto más se lo mandaba, ellos con más insistencia lo proclamaban; y todos estaban asombrados y decían: 

    “¡Qué bien lo hace todo! Hace oír a los sordos y hablar a los mudos”. 

     

Esta entrada fue publicada en JESUCRISTO, EL GRAN DESCONOCIDO. JESUS Y CRISTO , EL MESIAS... y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s