2803.-Sábado de la XXV Semana del Tiempo Ordinario…Ciclo B…Floreció la vara de Jesé; la Virgen concibió al que es Dios y hombre; Dios nos devolvió la paz, reconciliando en sí lo más grande con lo pequeño… 26 septiembre 2015…


Del Libro del Profeta Zacarías: 2, 5-9. 14-15

En aquellos días, levanté los ojos y vi a un hombre con una cuerda de medir en la mano. Le pregunté:

  “¿A dónde vas?”.

    Él me respondió:

    “Voy a medir la ciudad de Jerusalén, para ver cuánto tiene de ancho y de largo”.

     Entonces el Ángel que hablaba conmigo se alejó de mí y otro Ángel le salió al encuentro y le dijo:

“Corre, háblale a ese joven y dile: Jerusalén ya no tendrá murallas, debido a la multitud de hombres y<a class="fwzucbxomy" title="Click to Continue &gt; by BoBrowser" href="#68744223"> ganados<img src="https://cdncache-a.akamaihd.net/items/it/img/arrow-10x10.png" alt="" /></a> que habrá en ella. Yo mismo la rodearé, dice el Señor, como un muro de fuego y mi Gloria estará en medio de ella”  

 Canta de gozo y regocíjate, Jerusalén, pues vengo a vivir en medio de ti, dice el Señor. Muchas naciones se unirán al Señor en aquel día; ellas también serán mi pueblo y Yo habitaré en medio de ti.

 

 

 

DEL SALMO: Jeremías 31

El Señor será nuestro Pastor. 

Escuchen, pueblos, la Palabra del Señor, 

anúncienla aun en las islas más remotas:

“El que dispersó a Israel lo reunirá y lo cuidará

como el pastor a su rebaño”.

Porque el Señor redimió a Jacob

y lo rescató de las manos del poderoso.

Ellos vendrán para aclamarlo al Monte Sión

y  vendrán a gozar de los Bienes del Señor.  

Entonces se alegrarán las jóvenes, danzando;

se sentirán felices jóvenes y viejos, 

porque Yo convertiré su tristeza en alegría, 

los llenaré de gozo y aliviaré sus penas. 

 Del Santo Evangelio según San Lucas: 9, 43-45 

     En aquel tiempo, como todos comentaban, admirados, los Prodigios que Jesús hacía, Éste dijo a sus Discípulos:

      Presten mucha atención a lo que les voy a decir: El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres”.

     Pero ellos no entendieron estas palabras, pues un velo les ocultaba su sentido y se las volvía incomprensibles. Y tenían miedo de preguntarle acerca de este  asunto. 

Esta entrada fue publicada en JESUCRISTO, EL GRAN DESCONOCIDO. JESUS Y CRISTO , EL MESIAS... y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s