2893.-DOMINGO (Despues de Navidad).-LA SAGRADA FAMILIA DE JESÚS, MARÍA Y JOSÉ.- Llegaron los pastores a toda prisa y encontraron a María y a José, y al niño recostado en un pesebre…(Lc 2, 16)…Diciembre 27 diciembre 2015…


Del Primer Libro de Samuel: 1, 20-22. 24-28

En aquellos días, Ana concibió, dio a luz un hijo y le puso por nombre Samuel, diciendo:

     “Al Señor se lo pedí”

     Después de un año, Elcaná, su marido, subió con toda la familia para hacer el sacrificio anual para honrar al Señor y para cumplir la promesa que habían hecho, pero Ana se quedó en su casa.

     Un tiempo después, Ana llevó a Samuel, que todavía era muy pequeño, a la Casa del Señor, en Siló, y llevó también un novillo de tres años, un costal de harina y un odre de vino.

     Una vez sacrificado el novillo, Ana presentó el niño a Elí y le dijo:

     “Escúchame, señor,: te juro por mi vida que yo soy aquella mujer que estuvo junto a ti, en este lugar, orando al Señor. 

     Éste es el niño que yo le pedía al Señor y que Él me ha concedido.

     Por eso, ahora yo se lo ofrezco al Señor, para que le quede consagrado de por vida”.

     Y adoraron al Señor.

 

 

 

DEL SALMO: 83

 Señor, dichosos los que viven en tu Casa.

Anhelando los atrios del Señor

se consume mi alma.

Todo mi ser de gozo se estremece

y el Dios vivo es la causa.

Dichosos los que viven en tu Casa,

te alabarán para siempre,

dichosos los que encuentran en Ti

su fuerza y la esperanza de su corazón.

Escucha mi oración, Señor de los ejércitos,

Dios de Jacob, atiéndeme.

Míranos, Dios y protector nuestro, 

y contempla el rostro de tu Mesías. 

De la Primera Carta del Apóstol San Juan: 3, 1-2 21-24

     Queridos hijos:

     Miren cuánto amor nos ha tenido el Padre,  pues no sólo nos llamamos hijos de Dios, sino que lo somos. 

     Si el Mundo no nos reconoce, es porque tampoco lo ha reconocido a Él.

     Hermanos míos, ahora somos hijos de Dios, pero aún no se ha manifestado cómo seremos al fin. Y ya sabemos que, cuando Él se manifieste, vamos a ser semejantes a Él, porque lo veremos tal cual es. 

     Si nuestra conciencia no nos remuerde, entonces, hermanos, míos, nuestra confianza en Dios es total. Puesto que cumplimos los Mandamientos de Dios y hacemos lo que le agrada, ciertamente obtendremos de Él todo lo que le pidamos. 

     Ahora bien, éste es su Mandamiento; que creamos en la persona de Jesucristo, su  Hijo, y nos amemos los unos a los otros, conforme al Precepto que nos dio. 

     Quien cumple sus Mandamientos permanece en Dios y Dios en él.

     En esto conocemos, por el Espíritu que Él nos ha dado, que Él permanece en nosotros. 

Del Santo Evangelio según San Lucas: 2, 41-52

     Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén para las festividades de la Pascua. Cuando el niño cumplió doce años, fueron a la fiesta, según la costumbre. Pasados aquellos días, se volvieron, pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que sus padres lo supieran. Creyendo que iba en la caravana, hicieron un día de camino; entonces lo buscaron, y al no encontrarlo, regresaron a Jerusalén en su busca.

     Al tercer día lo encontraron en el Templo, sentado en medio de los Doctores, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Todos los que lo oían se admiraban de su inteligencia y de sus respuestas. Al verlo, sus padres se quedaron atónitos y su madre le dijo:

     “·Hijo mío, ¡por qué te has portado así con nosotros? Tu padre y yo te hemos estado buscando llenos de angustia”.

     Él les respondió:

     “¿Por qué me andaban buscando? ¿No sabían que debo ocuparme en las cosas de mi Padre?”.

     Ellos no entendieron la respuesta que les dio. Entonces volvió con ellos a Nazaret y siguió sujeto a su autoridad. Su madre conservaba en su corazón todas aquellas cosas.

     Jesús iba creciendo en saber, en estatura y en el favor de Dios y de los hombres.  

Esta entrada fue publicada en JESUCRISTO, EL GRAN DESCONOCIDO. JESUS Y CRISTO , EL MESIAS.... Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s