3094.-JUEVES DE LA XV SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO…Ciclo C…Abrió Dios las compuertas del Cielo e hizo llover sobre ellos el maná para que lo comieran; les dio un trigo celeste, y el hombre comió pan de ángeles…(sal 77, 23-25)… Vengan a Mí todos los que están fatigados ya agobiados por la carga, y Yo les daré alivio, dice el Señor…(Mt 11,28)…14 junio 2016…


ORACIÓN:

     Señor Dios, que llevaste a cabo la obra de la redención humana por el misterio pascual de tu Unigénito, concede, benigno, que quienes anunciamos llenos de fe por medio de los signos sacramentales, su muerte y resurrección, experimentemos un continuo aumento de tu salvación. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

 

 

Del Libro del Profeta Isaías: 26, 7-9.12. 16-19

     La senda del justo es recta porque Tú, Señor, le allanas el sendero.

     En el camino de tus Mandamientos te buscamos, anhelando, Señor, tu Nombre y tu Recuerdo.  

Mi alma te desea por la noche y mi espíritu te busca por la mañana, porque tus Mandamientos son la luz de la Tierra y enseñan Justicia a los habitantes del Orbe.

Tú nos darás, Señor, la paz, poreque todo lo que hemos hecho eres Tú quien lo ha hecho por nosotros.

Acudimos a Ti, Señor, en el peligro, cuando nos angustiaba la fuerza de tu castigo. Como una mujer que va a dar a luz, que se retuerce y grita angustiada, así éramos, Señor, en tu Presencia: concebimos y nos retorcimos, ¡pero lo único que hemos dado a luz ha sido viento! No le hemos dado salvación al país, no le han nacido habitantes al Mundo.

Tus muertos vivirán, sus cadáveres resucitarán, despertarán jubilosos los que habitan en los sepulcros, proque tu rocío es rocío luminoso y la Tierra de las sombras dará a luz.

 

 

DEL SALMO: 101

El Señor tiene compasión de nosotros.

Tú, Señor, reinas para siempre

y tu fama pasa de generación en generación.

Levántate y ten misericordia de Sión,

pues ya es tiempo de que te apiades de ella.

Tus siervos aman sus piedras

y se compadecen de sus ruinas.

Cuando el Señor reedifique a Sión

y aparezca glorioso, cuando oiga el clamor

del oprimido y no se muestre a sus plegarias sordo,

entonces temerán al Señor todos los pueblos

y su gloria verán los poderosos.

Esto se escribirá para el futuro

y alabará al Señor el pueblo nuevo,

porque el Señor, desde su altura santa,

ha mirado a la Tierra desde el Cielo,

para oír los gemidos del cautivo

y librar de la muerte al prisionero.

  Del Santo Evangelio según San Mateo: 11, 28-30

      En aquel tiempo, Jesús dijo:

     “Vengan a Mí, todos los que están fatigados y agobiados por la carga, y Yo les daré alivio.

     Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de Mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán descanso, porque mi yugo es suave y mi carga, ligera”.

Esta entrada fue publicada en JESUCRISTO, EL GRAN DESCONOCIDO. JESUS Y CRISTO , EL MESIAS.... Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s