3200.-SANTOS SIMÓN Y JUDAS, APÓSTOLES.- Éstos so los santos varones que Dios eligió con amor verdadero y les dio la gloria eterna…Viernes de la XXX Semana del tiempo ordinario…Ciclo C…-Señor, Dios eterno, alegres te cantamos, a Ti nuestra alabanza. A Ti, Señor, te alaba el coro celestial de los Apóstoles…Octubre 28 2016…


ORACIÓN:

Dios nuestro, que, por medio de los santo Apóstoles nos concediste lelgar al conocimiento de tu Nombre, concede, bondadoso, por intercesión de los santos Simón y Judas, que tu Iglesia crezca continuamente por el aumento de los pueblos que creen en Ti. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. 

 

 

De la Carta del Apóstol San Pablo a los Efesios: 2, 19-22

Hermanos:

Ya no son ustedes extranjeros ni advenedizos; son conciudadanos de los santos y pertenecen a la familia de Dios, porque han sido edificados sobre el cimiento de los Apóstoles y de los Profetas, siendo Cristo Jesús la piedra angular.

Sobre Cristo, todo el edificio se va levantando bien estructurado, para formar el Templo Santo en el Señor, y unidos a Él también ustedes se van incorporando al edificio, por medio del Espíritu Santo, para ser morada de Dios.

 

 

 

 DEL SALMO: 18

El Mensaje del Señor resuena en toda la Tierra.

Los cielos proclaman la gloria de Dios

y el firmamento anuncia la obra de sus manos. 

Un día comunica su mensaje al otro día

y una noche se los transmite a la otra noche. 

Sin que pronuncien una palabra, 

sin que resuene su voz, 

a toda la Tierra llega su sonido

y su mensaje hasta el fin del mundo. 

 Del Santo Evangelio según San Lucas: 6, 12-19

     Por aquellos días, Jesús se retiró al monte a orar y se pasó la noche en oración con Dios. 

     Cuando se hizo de día, llamó a sus Discípulos, eligió a doce de entre ellos y les dio el nombre de apóstoles: Eran Simón, a quien llamó Pedro, y su hermano Andrés; Santiago y Juan; Felipe y Bartolomé; Mateo y Tomás; Santiago , el hijo de Alfeo, y Simón, llamado el Fanático; Judas, el hijo de Santiago, y Judas Iscariote, que fue el traidor.

     Al bajar del monte con sus Discípulos y sus Apóstoles, se detuvo en un llano. Allí se encontraba mucha gente, que había venido tanto de Judea y Jerusalén, como de la costa de Tiro y de Sidón. Habían venido a oírlo y a que los curara de sus enfermedades; y los que eran atormentados por espíritus inmundos quedaban curados. Toda la gente procuraba tocarlo, porque salía de Él una fuerza que sanaba a todos.

Esta entrada fue publicada en JESUCRISTO, EL GRAN DESCONOCIDO. JESUS Y CRISTO , EL MESIAS... y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s